El plantel tuvo una dura semana de trabajos previo al partido de vuelta ante Ñublense.

Restan menos de 24 horas para que Vial salte al terreno de juego del Estadio Nelson Oyarzún Arenas para enfrentar a Ñublense por el partido de vuelta de la primera fase de Copa Chile. El resultado, si bien es adverso tras caer 0-2 en la ida en Concepción, el equipo no agacha cabeza y piensa en el objetivo.

El defensor aurinegro, Francisco Briones, saliendo de la última práctica de la semana esta mañana en Nueva Esperanza, afirmó que “el equipo está anímicamente bien, fuerte de cabeza y preparando lo que será mañana el duelo ante Ñublense”. Briones, sabe que el encuentro no será fácil pero aquello no cesa sus expectativas “va a ser un partido difícil pero no imposible, estamos con más ganas que nunca” expresó.

Tras un reponedor martes de descanso por el día del trabajador, donde los jugadores se recargaron de energías junto a sus familias y seres queridos, este miércoles y jueves, el plantel entrenó durante doble jornada, a lo que Francisco también comentó “estuvo muy fuerte la semana de trabajo, pero eso sirve, todo suma de cara al objetivo de mañana”.

Otro que coincide es Miguel Jiménez. El experimentado guardameta manifiesta que “estamos con la ilusión intacta de poder revertir la situación, más allá de lo complejo que pueda ser el panorama”, expresó, pero también analiza lo que puede ser la clave para el duelo de mañana “tenemos que ser ordenados, no desesperarnos, tratar de que no nos marquen y poder hacerlo nosotros. Convirtiendo un gol, el rival puede entrar en desesperación y nosotros aprovechar esos momentos para concretar” cerró.

Mañana a las 15:30 horas es la cita entre rojos y aurinegros en Chillán. Recordar que para los hinchas que quieran acompañar al equipo, las entradas del sector visitante (Galería Sur), solo se encuentran disponibles a través de internet y no se venderán para dicha localidad en el estadio.