Vildan se vistió de héroe y anotó el gol del triunfo para conseguir los primeros tres puntos de la temporada.

De infarto. Como dice el popular dicho, a la Vialina, el Almirante consiguió su primer triunfo en la Segunda División, el primero de su regreso al profesionalismo. Vildan Alfaro fue quien anotó el gol de la victoria en los 90+5’, aprovechando un balón en el área chica y desatando la euforia total de los aurinegros en el Ester Roa Rebolledo.

Era el partido para levantar cabeza, sin embargo, el gol fue esquivo y alargó la definición del duelo hasta los últimos instantes. El Almirante, fue superior durante todo el primer tiempo y dicha tendencia se vería afirmada luego de la expulsión del jugador de Malleco, Andrés Merino, quien a los 30’ debía irse a camarines. El arco rival parecía cerrado ante los incesantes intentos del local por abrir la cuenta y sería Hugo Díaz, quien en su debut, anotaría el primero mediante un certero cabezazo.

El inicio del segundo tiempo sería ingrato. Una desafortunada mano en el área, terminaría con el empate desde los doce pasos para el visitante. Luego, Fernández Vial se encontraría con un defensivo Malleco y sumado a imprecisiones, se sostenía el empate. Sin embargo, cuando ya se jugaban los descuentos, el recién ingresado, Vildan Alfaro, tomaba el balón en el área chica y con un potente giro terminaba marcando el 2-1 del triunfo.

Alfaro, tras la algarabía de la victoria declaró que “me tocó entrar y pese que no ingresé al nivel en el que el partido se estaba jugando, fui agarrando confianza y el equipo le puso corazón para conseguir la victoria que la veníamos buscando hace tiempo”, manifestó Vildan.

Joaquín Muñoz, mostró gran entrega durante el partido y fue vital en el desenlace del partido. Su balance fue que “era un partido que teníamos que ganarlo. Hicimos un primer tiempo que creo es lo mejor que hemos mostrado en el año. En el segundo se nos complicó más y se debió a algo más psicológico, el rival se metió atrás, se cerraron los espacios, empezaron a manejar los tiempos y eso termina achacando y fastidiando. Pero cuando no salen las cosas, hay que saber sobreponerse”, analizó.

Finalizado el partido, el entrenador aurinegro, Cristian Molins expresó que este triunfo “lo necesitábamos tanto jugadores como cuerpo técnico para ganar un poco más de tranquilidad y seguir trabajando los partidos como lo hicimos el primer tiempo, con paciencia, con un juego de posesión, tratando de tener amplitud y de atacar con profundidad”, dijo el estratego argentino. No obstante, es autocrítico el desempeño del segundo tiempo “la necesidad nos llevó a ser un poco más directos y eso nos hizo ser imprecisos”, pero de aquello y del partido obtiene lo más importante “hubo dos cosas trascendentales, el buen jugo del primer tiempo, y que en el segundo tiempo se ganara “A lo Vial”, yendo al frente, con mucha garra. Si logramos juntar las dos cosas, vamos a ser un equipo muy competitivo para todos», cerró.

El Vial sumó cinco unidades y escaló a la sexta posición, teniendo gran oportunidad de seguir ascendiendo cuando enfrente el próximo sábado a Santa Cruz como visitante.