El juvenil de 19 años sumó sus primeros minutos en el profesionalismo donde mostró aplicación y entrega.

El lateral, Leandro Díaz, se convirtió en el primer juvenil en sumar minutos en la Segunda División. El jugador de 19 años, debutó ante Colchagua en el Fútbol Profesional y el pasado domingo ante Malleco volvió a actuar ingresando como titular, llevándose los aplausos desde las galerías en Collao.

Nacido en Curicó, a los 14 años Leandro viajó hasta la capital penquista para cumplir su sueño deportivo, ahí ingresó al fútbol formativo de la Universidad de Concepción donde hizo sus primeras armas en el Fútbol Joven hasta recalar en Fernández Vial como uno de los jugadores juveniles del plantel. Leandro, cuenta que para él este fue un gran salto y que este proceso “ha sido bonito. Llegué a un gran grupo que me recibió muy bien y eso llevó a que me adaptara muy rápido”, expresó.

Desde su llegada, ha trabajado mucho para conseguir destacar a los ojos del cuerpo técnico, pero el cuenta que jamás ha dejado de persistir. “Seguí entrenando como lo he hecho siempre, sin regalar nada y estando preparado para cuando tenga la posibilidad de jugar”, contó. Y así fue como en el partido con Colchagua en San Fernando, Leandro ingresó en el último cuarto de partido, lo que fue su debut en el profesionalismo.

Aquello dejó buenas impresiones en el cuerpo técnico, lo que sumado a su buen trabajo durante la semana, lo llevó a aparecer entre los titulares del partido ante Malleco Unido, encuentro donde Fernández Vial consiguió su primer triunfo de la temporada. “Fue una linda experiencia, entrar a esa linda cancha, con un buen marco de público ya que es primera vez que jugaba con tanta gente. Costó soltarme pero con el correr de los minutos fue pasando y me pude desenvolver bien dentro de la cancha”, expresa Díaz.

El lateral izquierdo, ingresó, corrió, no dio balón por perdido y se adaptó al andamiaje del equipo. Él destaca que para ello “lo más importante fue la confianza que me dieron mis compañeros y el cuerpo técnico. Gracias a Dios salió todo bien, nos pudimos llevar la victoria que nos da un golpe de confianza para lo que viene, para seguir trabajando y mejorando”, manifiesta.

Finalmente, el curicano deja en claro que sus expectativas van más allá, “quiero seguir trabajando y mejorando para así ir sumando más minutos”, detalla en lo personal, agregando que en lo colectivo “esperamos seguir afianzándonos cada vez más, para hacernos más fuertes en todo aspecto e ir sumando puntos para escalar en la tabla”, concluye.