El Inmortal quedó octavo en la clasificación, pero aún con chances, a tres puntos del quinto, San Antonio. 

Fernández Vial y Malleco Unido no se hicieron daño en encuentro disputado la tarde de este domingo en el Estadio Alberto Larraguibel de Angol.  El encuentro, válido por la doceava fecha de la Segunda División, tuvo al Almirante más cerca del arco rival, sin embargo, no concretó para sacar la diferencia. El partido no estuvo exento de polémica debido a la suspensión del encuentro a cuatro minutos del final por un objeto arrojado sobre el árbitro asistente.

El Vial manejó las acciones, tuvo más el balón y propuso frente al arco rival, sin embargo, no estuvo fino de cara al gol. Malleco Unido, jugó su partido y rescató un punto de oro que le permite seguir vivo por salvarse de la parte baja de la tabla. El Almirante en tanto queda en la obligación de ganar en sus próximos dos encuentros de local para seguir con vida por la liguilla de ascenso.

Roberto Muñoz, director técnico aurinegro, coincide en aquel análisis. «Por momentos jugamos muy bien, tuvimos la posesión y nos creamos situaciones de gol clara. Lo pudimos haber ganado pero nos vamos un poco tristes por la manera en la que finalizó el partido», declara el ‘Zorro’, añadiendo que «en el trámite fuimos superiores y me voy tranquilo por la actitud del equipo y la intensidad, pero nos faltó la puntada final, estar más finos en la última jugada y eso me deja algo intranquilo», señaló en conferencia.

El delantero ferroviario, Cristian Retamal, también destaca la superioridad del equipo y lo que faltó para abrochar la victoria. «Nosotros veníamos a buscar los tres puntos y fuimos superiores, pero nos faltó concretar las situaciones que tuvimos. Nos vamos con ese sabor amargo ya que el segundo tiempo se trabó el partido y no se pudo terminar cuando pensábamos ganarlo en cualquier momento», expresa el goleador. Y es que cuando quedaban cuatro minutos más los descuentos, el juez principal decidió suspender el partido por un elemento arrojado desde la galería a su asistente.

Por como se daban las cosas y la expulsión de un jugador local en los 80′, Iván Pardo, manifiesta que «esos minutos que no se jugaron los sentimos, pero igual nos quedamos tranquilos porque el equipo sabe que juega y que busca en todo momento». Ya pensando en el próximo partido ante Santa Cruz el próximo domingo a las 15:00 horas en Collao y el subsiguiente también en Concepción frente a San Antonio Unido, el volante concluye que «ahora de local se nos tiene que dar y los goles van a salir en cualquier momento. Tenemos que pensar en esos dos partidos y en sacar los seis puntos», sentencia.

Señalar que Alex Díaz, debió abandonar el encuentro debido a un fuerte choque durante el juego, siendo asistido por un traumatismo encéfalo craneano, sin embargo, la situación no fue de mayor gravedad y el jugador sólo deberá guardar reposo y ser reevaluado. Mismo caso vive Joaquín Muñoz, que también abandonó por molestias físicas. Destacar también, que en este partido, debutó el juvenil Sub 20, Nicolás Muñoz, hermano de Joaquín.