El inmortal femenino cayó por la mínima ante Palestino y quedó al margen del torneo nacional

Cuando el formato del Campeonato Nacional de la ANFP determinó que el aurinegro debía visitar al conjunto tetracolor, actual subcampeón del fútbol chileno, ambas instituciones concordaron en una idea común, sería un partido más que difícil y no se equivocaban, porque lo ocurrido hoy en el Estadio Los Nogales en Santiago, sólo reflejó el buen nivel de ambas escuadras.

El partido comenzó con un leve dominio del local, aproximándose con peligro al arco vialino, pero que poco a poco fue disminuyendo. Esto producto del buen trabajo en la zona defensiva y de mediocampo de las dirigidas de José Luis Espinoza. Se veía un primer tiempo igualado hasta que luego de una leve desconcentración en el fondo aurinegro, el conjunto árabe anotó el primer y único tanto del encuentro. El golpe fue duro para las guerreras aurinegras, pero supieron levantar cabeza y seguir con su buen juego que tantos elogios les provocó durante la fase regular.

El segundo tiempo fue un acto aparte, si bien el local tuvo aproximaciones claras e incluso falló un penal. El conjunto vialino supo pararse de igual a igual ante uno de los mejores equipos del balompié femenino en nuestro país y lo tuvo a maltraer gran parte de la etapa complementaria, asombrando a propios y a extraños al demostrar una gran garra y buen juego. Pese a crearse ocasiones claras y a dominar buena parte de la etapa complementaria, el tiempo se agotó y el partido finalizó 1 a 0 a favor del equipo local, terminando con las aspiraciones del inmortal de seguir avanzando en el torneo.

Al finalizar el partido muchos sentimientos floraron en las huestes vialinas y es que por un lado era inevitable ocultar la tristeza por la derrota, pero por otro lado se percibía una sensación de orgullo, al haber demostrado y dejado una muy buena imagen. Al respecto la jugadora aurinegra Daniela Asencio comentó lo sucedido. “Salimos desde Concepción con la mentalidad de hacer un buen partido. Trabajamos duro para demostrar lo que hoy se vio en la cancha. Es verdad que quizás nos faltó finiquito, pero también es una lección a futuro para así reforzar esas falencias y que el otro año la historia sea otra”. Del mismo modo, Daniela se refirió a lo que fue la campaña del inmortal en el presente torneo. “Nuestra meta siempre fue las mejores, clasificar a los playoffs y eso se logró. Luego ya cuando nos tocó venir a Santiago, vinimos con hambre de ganar, de hacer el juego que siempre hemos hecho y nos paramos de igual a igual en la cancha, así que no nos queda nada más que sentirnos orgullosas y agradecer a toda la gente que siempre nos apoyó”, comentó la mediocampista.

De esta manera se termina la participación del Vial Femenino en la temporada 2018. Ahora queda esperar para comenzar a prepararse de la mejor manera para lo que será el próximo año, donde recordemos el fútbol femenino nacional sufrirá una reestructuración completa y el inmortal ya tiene su cupo asegurado en la Primera División del Fútbol Femenino de Chile.