El técnico regresó al equipo ferroviario con altos objetivos para la temporada 2019 en Segunda División.

Este 2018 lo finalizamos con una gran noticia. Erwin Durán, técnico bicampeón con Fernández Vial en Tercera División en 2013, volvió al Inmortal para tomar las riendas del primer equipo en una nueva temporada en el profesionalismo. La mañana de este viernes, Durán puso la firma que lo oficializa como el encargado de guiar al club en la Segunda División y Copa Chile próxima.

Cinco años han pasado desde que Erwin Durán Santander, de 48 años, se estrenó en el banquillo técnico. Que Vial haya sido la primera oportunidad para él de mostrar sus capacidades como adiestrador, ocupa un espacio importante en el corazón de nuestro nuevo técnico para el 2019. “Lo que yo soy ahora como técnico y el reconocimiento que he obtenido a nivel nacional, comenzó en Fernández Vial. Confiaron en mi ese 2013 donde gracias a Dios pudimos ganar todo lo que la gente sabe y reconoce”, expresa el profesor, agregando que por ello “Vial es una institución a la que le tengo mucho cariño y desde que me fui sempre estuve pendiente del equipo”.

Aquel recordado 2013, el Almirante logró el bicampeonato en Tercera A, donde en cancha se adjudicó el ascenso a Segunda División. Lamentablemente, debido a motivos extradeportivos, el ‘Auri’ vió limitada su opción de volver al profesionalismo, por lo que Durán dejó el equipo para continuar su carrera como entrenador.

En el sur de Chile junto a Puerto Montt, junto a varios ex jugadores vialinos de la mencionada generación, logró coronarse campeón de la Segunda División y ascender a Primera B, división en la que posteriormente tendría también una destacada campaña. Luego, sumó pasos en Deportes Copiapó y recientemente en Limache, donde estuvo hasta la última fecha luchando por el ascenso al fútbol profesional.

La continuidad del DT claramente fue exitosa, pero aquello no quitó el hecho de que haya dejado una cuenta pendiente en el Inmortal. “Yo me fui de Vial siempre pensando que en algún momento iba a volver. Quedé con esa espinita de que se nos cortó un proceso donde habíamos ganado de muy buena manera en cancha y no pudimos seguir el 2014 para jugar en Segunda”, expresa.

Desde hoy, tendrá la oportunidad de tomarse revancha pudiendo comandar al equipo en aquella categoría que hace cinco años se hacía esquiva. Tras su llegada, Durán comenta que gracias a su anterior paso “conozco la historia de Vial, sé lo que quiere el hincha y lo que espera de cada partido, y esa es una de las cosas que nosotros ahora queremos devolver, la identidad de Vial, que la gente vaya al estadio y se sienta contenta”, dice, agregando que “queremos recuperar lo que Vial de cierta forma ha perdido, que es la identificación de sus jugadores con el club. La gente de Vial es gente sacrificada, muy apasionada, que viven en torno a estos colores y nosotros queremos que ellos durante 90 minutos se olviden de sus problemas y disfruten viendo jugar al equipo”, señala muy entusiasta.

Ha pasado media década desde la última incursión de Durán en el Almirante, la que fue su primera experiencia como técnico. Hoy, con mayor trayectoria en su cuerpo, se describe como un “técnico decidido, arriesgado en su propuesta de fútbol”, comentando que la gente va a ver “un equipo que juega bien al fútbol en campo contrario, buscando el arco con muchas variantes. Van a ver un equipo agresivo con balón y sin balón, en el sentido de tratar de recuperar el balón lo antes posible. Se va a generar presión alta y se va a luchar cada balón como a la gente de Vial le gusta”, describe.

El entrenador, llega junto a Francisco Reyes, preparador físico, y Sebastián Andrade, Analista Audiovisual, esperando que se confirmen los restantes integrantes del cuerpo técnico. Se espera que en la primera quincena de enero comiecen los trabajos en cancha, sin embargo, para él la labor ya está en desarrollo. “Ahora sólo queda trabajar, conformar un buen plantel para cumplir el único objetivo por el que uno viene y que todos nos trazamos en el club, que es sacar a Vial de esta División. Todo jugador que llegue, será autorizado por mi, no llegará nadie que yo no conozca, y la gente del club tiene toda la disposición para ello”, manifiesta.

Finalmente, Durán expresa que siempre “van a haber momentos difíciles, como en todas partes, pero se construirá un equipo valiente que sabe lo que quiere. Haremos todos los esfuerzos posibles para terminar el año de buena manera y que poco a poco volvamos donde tenemos que estar”, cierra.