El Inmortal empató a cero ante Curicó Unido y se quedó con la Copa Ruta del Maipo ISA Intervial.

Fernández Vial disputó la noche de este sábado un amistoso de lujo ante Provincial Curicó Unido de la Primera A. El encuentro que se desarrolló en el marco de la Copa Ruta del Maipo ISA Intervial en el Estadio La Granja de Curicó, finalizó empatado sin goles pero con un entretenido cometido que mostró a un intenso Almirante, que además, se quedó con el trofeo en juego.

Se trató del segundo de dos exigentes apretones que tuvo el equipo dirigido por Erwin Durán. El primero fue ante Puerto Montt en el sur, y ayer ante el elenco albirrojo. Ante cerca de 1500 personas, entre ellos vialinos que viajaron desde Concepción, se llevó a cabo un partido donde la diferencia de categoría entre los equipos no fue factor. El Almirante jugó de igual a igual de principio a fin teniendo incluso la posibilidad de quedarse con el partido.

El partido dejó buenas sensaciones no sólo para los hinchas, sino que también para el técnico, Erwin Durán. «Es un equipo en preparación, este fue nuestro noveno día y ante un equipo de primera. Hicimos una presentación aceptable. Nos falta aún  prepararnos, en una semana más nos vamos de pretemporada y este equipo mejor preparado va a andar mucho mejor», señaló el entrenador.

Sobre el cometido del partido, Fernández Vial, se mostró como un equipo encarador y ordenado, teniendo en parte importante del duelo la principal propuesta futbolística. «Quería ver la personalidad, la confianza y que disfrutaran el juego. Por ahí tuvimos un par de ocasiones para poderlo haber cerrado y estuvimos con un hombre menos gran parte del partido. Bien como los muchachos se pararon y eso quería ver yo, que ellos se den cuenta que hay que jugar todos los partidos a mil y que nosotros confiando en nuestros medios podemos pararnos con cualquiera», analizó Durán.

Para el técnico, son buenas señales las vividas durante esta semana, y contó que postpartido «les dije a los jugadores que esto es el inicio, que no hay techo y hay que confiar, prepararse bien, ser disciplinados y profesionales, porque nosotros no podemos perder otro año más en Segunda División, así que ahora nos enfocaremos en trabajar de buena forma y sacar a Vial de esta división».

El capitán de la jornada fue el volante Gerson Valle, quien además fue el encargado de levantar el trofeo que Vial se adjudicó con el empate como visitante. «Estamos recién comenzando y es el inicio de algo que se ve bien. Esperamos que sea la base de algo que podamos construir a futuro», expresó el jugador.

El bicampeón aurinegro en 2013, destaca también que la clave está siendo la unión que comienza a mostrar el grupo en poco tiempo de trabajo. «Con los más pequeños, nosotros que somos los más grandes, en pocos días les hemos hecho sentir que esto no es un equipo, es una familia, y se ve reflejado dentro de la cancha. Hay amor propio del jugador por no querer perder, y nosotros les vamos a ir inculcando el amor por la camiseta, que con esta camiseta no se juega por jugar, se juega a morir», manifestó.

Finalmente, el extremo Franco Ortega, quien ha aportado con su intensidad al fútbol ofensivo aurinegro, analizó de manera general lo que fueron los dos exigentes enfrentamientos de la semana. «Nos sirvió mucho esta pequeña gira a pesar de que llevamos poco. Los equipos que nos enfrentamos ya llevan pretemporadas encima. Nos sirvió para ver para que estamos durante el año. Si bien en Puerto Montt el resultado fue medio mentiroso, hubo expulsados y el partido fue muy trabado, pero creo que nos vimos superior. Acá (Curicó) nos paramos de igual a igual frente a un equipo de Primera, que tiene jugadores de grande jerarquía y encuentro que nos vemos bien», contó el jugador, concluyendo que «hicimos la tarea que quería el profe y nos sirvió para plantearnos lo que queremos durante el campeonato y cumplir el objetivo que es subir de categoría».