El elenco sub-17 del inmortal supo levantar una desventaja de 2 goles para hacerse con el empate, mientras que el conjunto adulto del aurinegro no puedo y cayó por 2 goles a 1.

Una nueva edición del clásico femenino de la zona se vivió este fin de semana cuando el auriengro visitó al conjunto de la Universidad de Concepción, partido que en la categoría adulta no traería sonrisas para el inmortal, esto luego de que, en un encuentro muy disputado, los errores le constaran caro a las dirigidas de José Luis Espinoza, cayendo derrotadas por 2 tantos a 1, gracias al descuento de la goleadora vialina Viviana Torres.

Bárbara Galindo, mediocampista aurinegra, se refirió a la caída. “La verdad creo que nos juega en contra no estar todas juntas en los entrenamientos, al principio estábamos jugando bien pero después al no tener el balón se notó la desesperación y empezaron los errores, se perdió la concentración y terminamos perdiendo”, señaló la jugadora.

Si bien la derrota no era lo que esperaban en el camarín del inmortal, la misma Bárbara se refiere a los aprendizajes que se pueden sacar de una caída. “Siempre se puede mejorar y es lo que seguimos buscando, hay que dar vuelta la página y concentrarse en el próximo partido y salir con todo en busca de la victoria”.

Con este resultado las guerreras aurinegras quedaron en la 8va posición del torneo con 3 unidades.

Un punto de oro

Un valiosísimo empate consiguió el elenco sub-17 del inmortal, esto luego de que el partido comenzara muy cuesta arriba para las dirigidas de Daisy Mardones, pero que con mucha garra, juego y pasión lograron igualar el marcador gracias a los tantos de Yesenia Cárcamo y Yamilett Morales.

Precisamente fue la autora del empate, Yamilett Morales, la que una vez finalizado el encuentro se refirió a la gran labor realizada por sus compañeras. “Yo creo que más que nada dimos vuelta el marcador porque en ningún momento nos dimos por vencidas, un empate no siempre es agradable, pero terminamos sacando un buen resultado”, afirmó la jugadora.

De la misma manera Yamilett se refirió al progreso que ha tenido el equipo juvenil. “El año pasado no jugábamos mal, pero los resultados no nos acompañaban mucho, en cambio este año estamos más convencidas que nunca que podemos llegar muy lejos, como dice La Profe Dey. Ninguna jugadora es tan buena como todas juntas”.

Ahora el inmortal deberá concentrarse en lo que será el próximo desafío cuando reciba al poderosísimo Everton de Viña del Mar, el puntero del fútbol femenino de Chile.