A la Vialina el Inmortal logró quedarse con los tres puntos en su visita a la quinta región. Gracias a un inspirado Mario Oporto, que convirtió en los 90′, Fernández Vial se quedó con el triunfo por la mínima ante San Antonio Unido. La victoria acercó el objetivo de la permanencia, meta que se podría alcanzar si el Almirante obtiene la victoria ante Lautaro de Buin en la próxima fecha, duelo pactado para este sábado a las 17:00 horas en Collao.

Hasta Cartagena llegó el equipo ferroviario con el objetivo de sumar y continuar en la parte alta del grupo. Lautaro de Buin no vio acción esta fecha tras cumplir con su fecha libre, por lo que conseguir el triunfo permitiría alejarse aún más de la zona de riesgo. Pese a que no fue fácil, y todos daban por cerrado el empate sin goles, con un jugador menos el Inmortal terminó alzándose con la victoria.

Arturo Sanhueza tuvo que abandonar la cancha por doble tarjeta amarilla, lo que entregaba clara ventaja al equipo local. No obstante, las variantes aurinegras no fallaron, y desde el banquillo llegó el gol del triunfo. Mario Oporto ingresó en el mediocampo luego de la expulsión del capitán, y precisamente en sus pies estaba la clave del partido. Con gran destreza técnica, Mario amortiguó un balón dividido, controló orientado al área, se liberó de la marca y con un fuerte disparo cruzado, anotó el tanto del triunfo cuando comenzaban a contar los descuentos.

El técnico del Inmortal, Jorge Garcés, se mostró contento luego de los tres puntos obtenidos, expresando: «estoy feliz, porque se lo merecían, ganar de esa manera, con un hombre menos y en el último minuto son triunfos que se valoran más», comenzó diciendo el estratego.

Garcés analizó el encuentro y destacó los aciertos en la lectura del partido, las sustituciones y el desempeño de quienes ingresaron como variantes para finalmente lograr imponerse, pese a la inferioridad numérica.«Diría que fue un primer tiempo parejo, pero el equipo se portó a la altura de lo que veníamos trabajando. Luego, cuando se fue Arturo de la cancha, que es tan importante para nosotros, viene el cambio y cuando uno hace un cambio, lo hace siempre pensando en que el que ingrese sea un aporte. Tanto Cegy, como Joaquín y Mario, cumplieron y realizaron lo que uno esperaba de ellos», manifestó, agregando que «el hecho de estar afuera de la cancha, no significa que no seas importante. A veces, el que juega cinco minutos pasa a ser la figura de un partido», dijo.

El técnico, fue más al detalle y explicó desde la primera variante del partido, donde tempranamente, en la primera mitad, Karym Desfadur debió abandonar la cancha sustituido por Joaquín Romo. «Habíamos planificado el tema de Aceval como lateral, pero nos dimos cuenta rápidamente de que éste estaba centralizado. Esperábamos nosotros hacer problemas por ahí con Karym y con Matías. Pero finalmente, el lateral que marcó a Karym, era más rápido que Aceeval y no le dio espacio. Al término de la jugada teníamos que volver a hacer una línea de cuatro en el medio. Entonces sacrificamos a Karym y metimos a Joaquín por dos motivos: primero para anular la salida libre de ellos por al medio y segundo que con su posesión y su dote técnico nos iba a dar mucha más profundidad y así fue», explicó sobre la determinación técnica.

Comenzando el complemento, Cegy Durán ingresó por Francisco Briones quien reconoció una molestia en su hombro y tuvo que abandonar el terreno de juego. Pero la expulsión de Arturo Sanhueza, obligó rápidamente al ‘profe’ a mover las piezas, momento en el que escogió a Mario Oporto. «Marito me hizo dudar durante toda la semana, me hizo dudar en buena. Me hizo pensar que estaba para que estuviera en el equipo y quizás entrar jugando, porque lo vi entrenando muy bien. Al final, cuando entró, ratificó aquello y no sólo por el gol», concluyó sobre el joven jugador.

El protagonista de la tarde, Mario Oporto, habló sobre el encuentro y su gran marca: «La verdad es que fue un partido difícil, de afuera se veía complicado. Jugar de visita y todo en contra. Pero gracias a la oportunidad que me dio el profe, pude entrar y demostrar lo que venía haciendo hace rato ya. Me la he buscado hasta que lo logré.
Además darle la felicidad a toda esa gente que viajó, no hay como pagarlo», expresó el futbolista, añadiendo de que su celebración tuvo un significado bastante especial. «Fueron muchas cosas que pasaron antes, falleció mi hijo y tengo ese dolor que está ahí, pero me desahogue. Ahora además viene otro en camino, así que toda la felicidad del mundo», cerró.

Con la celebración, el Almirante llegó a los once puntos en la tabla, ubicándose con el segundo puesto de la tabla, una unidad por debajo de Deportes Colina. En el tercer puesto, quedó desplazado San Antonio con ocho puntos, mientras que Independiente quedó cuarto con siete puntos. El último lugar de la liguilla lo ocupa Lautaro, con tres puntos, a ocho unidades del Almirante.

Quedan doce puntos en disputa y el próximo partido de Vial es frente a Lautaro, por lo que un triunfo aurinegro abrocharía la permanencia tempranamente aún con tres partidos por disputar.