La seguridad, solvencia y altura de Jeribeth Carrasco se suman al bloque defensivo del Almirante para la temporada 2020. El jugador de 26 años, proviene de San Luis de Quillota y registra pasos por Iberia de Los Ángeles, Naval de Talcahuano y Universidad de Concepción, su club de formación.

El defensa central, luego de confirmar su arribo al Inmortal, comentó que “llegar a un equipo con tanta historia como Vial, significa un gran paso en mi carrera, y en el cual espero estar a la altura, ya que mi familia es hincha de este club y será un privilegio vestir estos colores”. 

Con 1,92 m. de estatura, “Jeri” se define como “un jugador aguerrido, fuerte en el juego aéreo, con voz de mando y muy aplicado tácticamente”. Cabe destacar, que más allá de su seguridad defensiva, el espigado central registra 11 goles anotados en la división en su paso por Iberia y Naval, registro sobresaliente para un central.

Al igual que sus nuevos compañeros ya confirmados, sus metas con el Almirante son claras. “El objetivo es el ascenso y encantar a la hinchada dando todo en el campo de juego”, manifestó.

Precisamente en aquella línea, es que el jugador se compromete a guardarse nada con la camiseta puesta. “Daré todo lo que tengo para aportar al equipo y lograr en anhelado objetivo que los vialinos esperan desde hace tiempo. Cada balón se peleará con todo y esperamos reflejarlo en cada partido”, cerró.