La guardameta campeona olímpica sub-15 en el 2010 arriba al Vial para ser una alternativa en el arco aurinegro

En sus primeras declaraciones con la camiseta del aurinegro Paola aseguró estar contenta por su llegada. “Las sensaciones que tengo en estos momentos es de sentir que se abre una nueva oportunidad y un nuevo ambiente. Por otro lado, una sorpresa y contentísima de volver a algo que me hace súper feliz y que me ausente durante bastante tiempo. En cuanto a mi nuevo club, feliz también, Lo respeto mucho, considerando que es uno de los pioneros del fútbol femenino y que mejor que vestir la camiseta de un equipo que se caracteriza por tener esa garra aurinegra”.

Al ser consultada por los objetivos, la portera tiene claro a lo que vino. “Uno de mis objetivos principales básicamente es mejorar física y técnicamente, competir, ganar experiencia, jugar y aportar tanto futbolísticamente como personalmente al grupo. Creo que a eso vine, tengo hartas expectativas en cuanto a este año y una de esas es aportar a este club que me dio una nueva oportunidad”.