Llegada en 2017, hizo su debut con la camiseta vialina a los 13 años.

La defensora, quien se ha transformado en una de las piezas importantes en el 11 inicial sub-17 del aurinegro, analiza el momento que se encuentra viviendo y nos entrega sus visiones sobre la actualidad del inmortal de damas.

La charla comienza con Bárbara comentando su periodo de encierro: “La verdad ha sido muy complicado porque de un momento a otro mi rutina cambió totalmente, pero me he podido adaptar pese a todo, continúo con mis trabajos y entrenamientos. Extraño bastante entrenar y compartir junto a mis compañeras en la cancha, pero sé que volveremos con todo”.

Con respecto a su llegada al club, la lateral aurinegra recuerda su llegada al inmortal: “Recuerdo que empecé a jugar por mi colegio y que llegué al Vial porque mi profesora me comentó del tema de las pruebas, entonces fui y quedé”.

Al ser consultada por el equipo conformado este año, Bárbara señala lo siguiente: “Lo veo bastante bien, mis compañeras también se esfuerzan por el tema de los entrenamientos a pesar de la situación y el equipo es unido. Tenemos buena comunicación y eso es algo fundamental a la hora de armar un buen grupo, siempre están apoyando en todo”.

A la hora de hablar sobre la institución vialina, la llegada en 2017 dice estar muy contenta con el trabajo realizado.“El club nos ha tratado súper bien, nos han dado los recursos que necesitábamos, nos han ayudado bastante y eso es importante. Durante este tiempo hemos podido entrenar desde la casa con buenos implementos”, comenta.

Al finalizar y pese a su juventud la defensa ve con buenos ojos en el fútbol nacional y las categorías menores del Almirante: “El fútbol femenino en Chile en estos momentos lo veo mucho más evolucionado que antes, ya que la gente apoya bastante más que antes. Pero por otro lado también es verdad que aún siguen las diferencias que nos hacen con el fútbol masculino y eso es trabajo que hay que seguir haciendo, como en el Vial”.

Finalmente, Bárbara Carrillo, dice “Con respecto a las niñas más pequeñas del Vial creo que van por un buen camino. Al igual que nosotras también quieren lo mejor para el club y están ansiosas para poder volver a jugar y quizás más adelante tengan la posibilidad de estar en la sub-17 y así comenzar su carrera”, concluye.