La volante de contención regresa a Fernández Vial luego de su paso el año 2020 por Palestino.

Dina Barría, jugadora de 25 años, quien tuvo sus primeros pasos en Colo Colo y luego llegó a Fernández Vial para desarrollarse aún más, vuelve de préstamo desde Santiago para sumarse al nuevo equipo que está conformando el profesor Antonio Zaracho.

La jugadora se mostró contenta de regresar a su casa que la acogió desde los 19 años, después de triunfar y salir campeona con el equipo femenino de Fútbol Calle de Chile en el año 2014: “para mi es muy grato volver y obviamente ser parte de este nuevo proyecto que es muy distinto a los años anteriores”.

Respecto a objetivos, Barría señaló que ve al equipo muy bien encaminado en lo físico y emocional, “el trabajo ha cambiado y espero que a nivel de equipo podamos lograr muchas cosas y poder estar dentro de las primeras. Ojalá sea posible y si no es este año, obviamente el trabajo duro que se está haciendo de frutos más adelante”.

A nivel personal, la contención comentó que la llegada de compañeras nuevas junto a ella a permitido mayor aprendizaje, sacando lo mejor de cada una y así han logrado y quieren seguir conformando un buen equipo. Además, indicó que “estoy abierta a los distintos aprendizajes en cuanto a lo que el profesor me ha señalado”.

Dina no se olvida de los hinchas vialinos que la apoyaron durante los muchos años que estuvo en el club y espera que la sigan apoyando a ella y al plantel este nuevo campeonato: “creo que para nosotras los que han sido más fieles han sido los hinchas, creo que han estado desde hace mucho tiempo y ahora que el club igual nos ha entregado demasiada ayuda, les digo que no se desanimen, que nos sigan apoyando, que sigan yendo al estadio cuando se pueda, siguiendo todos los protocolos, pero el apoyo siempre; sus saludos por redes sociales por ejemplo son muy importante para nosotras”.

La jugadora ya se encuentra entrenando con el plantel a la espera de la confirmación del inicio del Campeonato Femenino de Primera División 2021, preparándose de la mejor forma en la que es su casa futbolística.