El Inmortal continúa su extenso e intensivo proceso de preparación de cara al Campeonato de Segunda División. El Almirante, ha optado por enfrentarse en prácticas de fútbol a equipos de categorías superiores, como lo han sido el caso del encuentro que protagonizaron este domingo ante Huachipato, de la primera división, y el anterior fin de semana ante Ñublense, de la primera B.

Para el cuerpo técnico del plantel, la mejor forma de poner a prueba las capacidades de los jugadores, ver las virtudes del equipo y corregir las debilidades, es midiéndose ante exigentes escuadras. El pasado sábado, el Almirante viajó hasta Chillán para enfrentar a Ñublense, y la mañana de este domingo, se trasladó hasta el Estadio Huachipato-CAP para enfrentar al elenco acerero.

En el reciente compromiso, Fernández Vial tuvo la oportunidad de evaluarse en condiciones más reales de juego, llevando a cabo dos tiempos de 45 minutos, donde en el primero, sostuvo un equipo y en el segundo, se enfocó en la realización de variantes. Gustavo Merino, Jeribeth Carrasco, Kevin Hidalgo, Miguel Binimelis, Cristián Zavala, Arturo Sanhueza, Kevin Flores, Luis Felipe Pacheco, Kevin Harbottle, Carlos Sepúlveda y Jonathan Soto da Luz, fueron los primeros once en salir a la cancha.

El primer tiempo, con dicha alineación, culminó empatado sin goles. En el complemento y tras la realización de variantes, finalizó cayendo ante Huachipato por 2 tantos a 0.

“Más allá del resultado, son otras cosas las que yo observo en este momento”, fueron palabras de Jorge Garcés luego del partido de entrenamiento, explicando que “hay otras cosas importantes, tengo que ver como el equipo defiende, como se comunica, todo lo que hemos trabajado, los automatismos ofensivos, las llegadas del equipo. Todo ello es importante y sin duda lo vamos mejorando”, contó el técnico aurinegro.

El entrenador, sobre el partido ante Huachipato, comentó que “durante el primer tiempo de hoy, ante un equipo de mayor categoría, se mejoró mucho a lo que se hizo en Chillán, que también fue bueno. Lo vi mucho más a favor nuestro con el primer equipo que entró jugado, misma situación que vi ante Ñublense”, dijo, sin embargo, también analiza los aspectos que aún se deben mejorar. “Se cometen algunos errores de movimiento y coordinación, pero no hay que olvidar que es un equipo nuevo, deben ordenarse y seguir conociéndose. En ese aspecto estoy optimista. De aquí al inicio del campeonato, con unos tres partidos más, vamos a estar acercándonos a lo que pretendo”, expresó.

Garcés, se enfoca sí en destacar los aspectos positivos de sus dirigidos, diciendo que en general ellos apuntan “al profesionalismo con el que están encarando el trabajo a diario, que están muy concentrados y aplicados”, cerró el profesor.

El equipo seguirá trabajando durante estos días sin descanso por las mañanas desde las canchas del Club Hípico de Concepción, a la espera de conocer el fixture que delineará el camino en la competencia para este 2020.