Hora de balances en el aurinegro por parte del cuerpo técnico en que se destaca la entrega y el auspicioso futuro que puede venir.

Como primer balance el entrenador aurinegro destacada que fue un año complicado y como en todo ámbito, el normal desarrollo de las actividades se vio afectado por la pandemia.

“Hay cosas positivas que rescatar y por supuesto aprender de lo negativo, de los errores que se cometieron y poner en práctica esos aprendizajes para un mejor futuro. Fue un año complicado por el tema de la pandemia, los protocolos del retorno al fútbol y todo lo relacionado que sin lugar a dudas desvirtuó lo que hubiese sido un año y un campeonato en total normalidad.”

En relación a lo futbolístico el DT aurinegro sacó sus conclusiones.

“Con respecto a lo futbolístico está claro que fue un campeonato distinto, un torneo corto con rivales muy fuertes que al igual que nosotros, se prepararon de la mejor manera para los pocos partidos que se disputaron.

Podemos rescatar el hecho de los refuerzos que llegaron este año al club, una situación difícil ya que la mayoría de las jugadoras disponibles en el marcado prefirió quedarse en sus ciudades por el mismo hecho de la pandemia, pero aquellas que creyeron en nosotros, en el club, vinieron con la mejor de las intenciones y en algunos casos su rendimiento fue sobresaliente, caso Jéssica Román, Yessi Valenzuela, Elisa Pérez. Jugadoras que llegaron, se pusieron la camiseta y rindieron de inmediato. El tema refuerzos fue algo que sin lugar a dudas nos dejó bastante conformes, la entrega y pasión de algunas de las nuevas caras que tuvimos fue tremenda.”

La actitud de las jugadoras es algo que José Luis Espinoza, rescató y valoró en el presente año.

“Otro punto a rescatar fue la adaptación y disposición de algunas jugadoras para afrontar el campeonato en puestos en los que no estaban acostumbradas a jugar, como los casos de Ximena Ferrer o Leydy Reyes, quienes tuvieron que desempeñarse como laterales, rindiendo de muy buena manera. También como cuerpo técnico rescatamos la recuperación de     Jazmín Gallardo quien luego de su tremenda lesión el año pasado, volvió y marcó en varios partidos, por lo que en ese punto claramente quedamos conformes.”

Los avances en lo institucional por supuesto que no quedaron al margen a la hora de realizar los balances.

“El hecho de mantener a nuestras jugadoras de regiones en Concepción, haberlas podido ubicar en los diferentes recitos de hospedaje que maneja el club fue algo significativo, son avances que especialmente en el fútbol femenino no todas las instituciones pueden lograr y por supuesto que es algo valorable de este 2020.”

“Los contratos firmados este año, caso Yarella Torres y Nicole Chávez, son avances significativos en lo que a la institución respecta, son avances que esperamos podamos continuar y que si o sí hacen crecer a Fernández Vial como institución y posicionarnos dentro de los clubes del fútbol chileno como un equipo serio, que trabaja en pos de mejorar las condiciones de sus jugadoras y este año ese trabajo se vio más reflejado que nunca.”

Como en todo ámbito, siempre habrá cosas que mejorar y errores cometidos en el camino, algo que el entrenador aurinegro rescata ya que precisamente los aprendizajes surgen de esos momentos negativos.

“Lo negativo claramente está asociado al contexto en el que vivimos, el hecho de estar en pandemia, de tener restricciones, avanzar, retroceder de fase, todos esos aspectos obviamente que mermaron un normal desarrollo. Por otro lado, es evidente que los resultados no fueron los que esperábamos ya que, si bien es muy difícil competir contra instituciones como la Universidad de Chile, Católica o Colo-Colo, tampoco podemos negar que esperamos resultados positivos en otros encuentros que no se nos dieron y la mayoría de las veces por errores propios, claramente eso es un aspecto a mejorar, pero de igual manera por algo se parte, identificando esos fallos y trabajar para no cometerlos en el futuro.”

Al momento del cierre, el estratega destaca que lo mejor está por venir

Sin lugar a dudas fue un año complicado, pero hoy en día es mucho más lo positivo que lo negativo. Se queda un base importante para el próximo año que con algunos refuerzos en diferentes líneas el equipo puede competir a un mayor nivel. Nos faltó campeonato, este año el equipo fue en prácticamente un 80% nuevo, por lo que las chicas se fueron adaptando a medida que transcurría el campeonato, con tiempo muy cortos pero que al final como repito, deja una muy buena impresión para lo que viene.