La norma regirá la totalidad de las áreas de trabajo de la institución, velando por condiciones óptimas para el desarrollo del club.

En Junta Extraordinaria de Accionistas desarrollada este viernes, se aprobó la incorporación del “Protocolo para la prevención y sanción de las conductas de acoso sexual, abuso sexual, discriminación y maltrato” a los estatutos de la institución, cumpliendo con la Ley 21.197. El club ya trabaja en su correcta aplicación con el propósito de reforzar la visión integral del proyecto deportivo.

Esta medida, nace con el “objetivo de crear condiciones necesarias para el ejercicio, fomento, protección y desarrollo de las actividades físicas y deportivas (…) promoviendo un trato digno entre las personas, con especial énfasis en la prevención y sanción de las conductas de acoso sexual, abuso sexual, discriminación y maltrato”, según indica el documento.

El director deportivo de Fernández Vial, Roberto Kettlun, manifestó que “en esta oportunidad, la modificación de los estatutos es de carácter obligatorio, con el afán de homologar la lucha contra estas conductas dentro de las organizaciones deportivas. En el fondo, se apunta a tener un mecanismo de supervisión dentro de las instituciones, asumiendo la responsabilidad de las actividades del día a día para ir erradicando estas prácticas”.

La suma de medidas que favorezcan el crecimiento integral del club, es una acción importante dentro del proyecto, sujeta en que los principios que instauran la génesis de esta medida se basan en la igualdad y equidad de género, no discriminación contra la mujer, el apoyo efectivo, la inclusión de niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho y el entorno seguro para la práctica deportiva, elementos que son parte del espíritu e identidad de nuestra institución.

Sobre su aplicación, el director aurinegro comentó que “nosotros más allá de modificar los estatutos, estamos también informando a nuestros profesionales, miembos de los diversos staff y funcionarios, para que su aplicación sea de manera plena dentro de sus obligaciones. Se va a reforzar al reinicio de las actividades con cada uno de los profesores, cosa de que desde el primer día lo visibilicemos, dando este primer avance que viene en la línea con lo que nosotros venimos haciendo”, dice Kettlun.

Por su parte, el abogado Jaime Apparcel, accionista del club, será el responsable de la institución para la aplicación del protocolo. Él explica que su función será “para efectos de poder recibir y dar a curso los procesos originados por denuncias de acoso o abuso sexual o cualquier conducta vulneratoria contra algún miembro de la organización”, añadiendo que “se hará un registro de todas las denuncias recibidas y de las eventuales sanciones que serán adoptadas. Los procedimientos se efectuarán de manera oportuna y diligente. Se elaborarán informes de las denuncias para efectuar una evaluación de antecedentes y de la naturaleza de los hechos, conlcuyendo si revisten o no caracteres de delito y, en caso de que sean, se denunciarán ante el Ministerio Público, la Policía de Investigaciones o ante Carabineros de Chile”, finalizó.