La incesante búsqueda de la justicia es uno de los pilares fundamentales del legado del Almirante. Hoy, Fernández Vial apela al derecho deportivo, uno que históricamente ha sido esquivo, pero que mantiene con firmeza el principio de exigir lo que a todas luces parece correcto.

Esta tarde, el Tribunal Autónomo de Disciplina de la ANFP, a través de su Segunda Sala, dio una clara señal de que el club está en el camino acertado, compartiendo el argumento institucional y suspendiendo así la participación aurinegra en la Segunda División hasta que se resuelva la apelación pendiente. Como consecuencia, la Gerencia de Competiciones de la Asociación oficializó que el equipo no disputará las primeras dos fechas.

Fernández Vial tendrá el jueves 3 de junio la oportunidad de presentar sus alegatos a la Segunda Sala. La decisión hoy determinada por el ente resolutivo deja en evidencia la fuerza de este mensaje, dando relevancia a las pretensiones del club de hacer valer lo que a derecho le corresponde y protegiendo la integridad deportiva de las competencias involucradas.

Por su parte, el plantel profesional continúa trabajando con el objetivo claro de que cuando sea el momento de saltar a la cancha, lo hará con la entrega y pasión que le caracteriza. Querer dejar en alto el nombre de Fernández Vial es el motor de este equipo, así como también la esperanza de que la justicia deportiva prime sobre cualquier otra postura.