Dos jugadores viven hoy su primer proceso de pretemporada junto al plantel profesional del Inmortal.

La sangre y energía juvenil, dicen presente en el primer equipo aurinegro durante esta temporada 2020. Dos de ellos, viven en La Serena su primera pretemporada junto al plantel profesional del Inmortal: el guardameta, Jorge Ponce, y el argentino Ángel Gillard. Ellos se sumaron en febrero al grupo adulto, incorporándose a Franco Palma, Diego Sanhueza, Iván Muñoz y Harol Salgado.

Para todo joven futbolista, la primera gran meta es ser considerado por el equipo de honor. Después de muchos años, Fernández Vial ha vuelto a apostar por la proyección y, en el Fútbol Joven, se forman los grandes talentos que buscan enaltecer la historia del Almirante.

El entrenador, Jorge Garcés, comenta que “estamos trabajando de forma muy cercana con el fútbol formativo y, cada chico que muestre mejorías en su serie, va a tener la posibilidad de trabajar con el plantel. Es importante que se empiece a formar un patrimonio institucional”, añadiendo sobre los que actualmente forman parte de los entrenamientos “se han integrado muy bien los chicos y están acá porque se han ganado la posibilidad de estar”.

Jorge Ponce, guardameta de 19 años, vive hoy su segunda pretemporada junto a un plantel adulto. El primero fue con Deportes Temuco, donde fue considerado por Dalcio Giovagnoli cuando tenía 16 años. Luego de pasar por el Fútbol Joven de UdeC, llegó a Fernández Vial. “Es un gran honor y felicidad estar en el club más grande de Concepción, ya sea por su historia, hinchada y por su presente”, dice ‘Koke’.

El jugador, expresa que “es muy gratificante y especial ser parte de este proceso con el equipo, ya que puedo seguir creciendo con la experiencia y las vivencias que me transmiten día a día mis compañeros y el cuerpo técnico”.

Por su parte, Ángel Gillard, proveniente de las inferiores de Chacarita Juniors, llegó al Almirante con grandes expectativas y a cumplir con su primer proceso preparatorio junto a un equipo profesional. “Me puse un objetivo que, obviamente, es llegar al primer equipo. Así que estoy disfrutando de las buenas cosas. Gracias al club estamos bien en todo sentido”, manifiesta.

El argentino, destaca también el ambiente del grupo que lo acogió en esta gran experiencia. “El grupo es muy unido y nunca me han dejado de lado.  Han estado pendientes de mi, lo que es muy importante para un juvenil. Por ejemplo, Arturo, que tiene buena trayectoria, se fija mucho en los juveniles y te da mucha confianza”, cierra.