Tras demostrar sus condiciones en los entrenamientos del primer equipo, recibieron el visto bueno del cuerpo técnico para dar el gran paso hacia el profesionalismo. 

Sueño cumplido. El anhelo de todo futbolista juvenil es llegar a ser considerado en el primer equipo y, más aún, firmar su primer contrato profesional. Harol Salgado y Diego Sanhueza, juveniles del Almirante, lograron dar ese gran paso y desde ahora pueden decir que iniciaron su carrera en el profesionalismo en Fernández Vial, oportunidad que se ganaron gracias a sus reconocibles méritos.

Desde el año pasado que Jorge Garcés puso sus ojos sobre los dos jóvenes deportistas. Diego, venía mostrando su talento fecha a fecha en el torneo nacional de Fútbol Joven con la camiseta aurinegra, mientras que Harol, llegó con la opción de ser considerado en los trabajos del plantel de honor. Ninguno de los dos desaprovechó la gran instancia. Han sido constantes, han derrochado esfuerzo y, poniéndose al servicio del equipo, obtuvieron un lugar en la adulta, participando de la segunda etapa del campeonato pasado, de la pretemporada reciente y el proceso actual.

Roberto Kettlun (Director Deportivo), Harol Salgado y Felipe Sáez (Gerente General) tras la celebración del contrato.

Hasta que llegó el momento de estampar la firma en ese contrato que significa un punto de partida para una carrera llena de sueños. El Director Deportivo de Fernández Vial, Roberto Kettlun, explicó que este hito se generó “gracias a un informe por parte de cuerpo técnico del primer equipo, la jefatura técnica del Fútbol Joven y la visión de la Dirección Deportiva, en la que estamos de acuerdo y agradecidos del esfuerzo que han puesto estos dos chicos para ser hoy parte integral del plantel de honor del club”.

Precisamente, Kettlun destacó los méritos de los jugadores para conseguir dar el salto, pero también habló sobre los lineamientos del proyecto deportivo que apunta a potenciar la tarea formativa. “La decisión es, primero, porque se lo ganaron con actitud y rendimiento, pero también porque nosotros en la proyección que tenemos como club, es necesario valorar y tener patrimonio. Nuestros jugadores formados en casa pasan a ser parte esencial de ese activo, por lo tanto, fue un hito valioso para el club, se dio un paso importante”.

Tanto para Harol, como para Diego, era difícil ocultar su alegría y ansiedad en los instantes previos a la firma del documento. Salgado, expresó que “es un orgullo enorme, porque estaba esperando este momento desde hace mucho tiempo y la verdad es una alegría para mí y mi familia dar este paso tan grande. Estoy agradecido de Fernández Vial por darme la oportunidad de pertenecer a esta hermosa y gran institución”, agregando que sus metas ahora apuntan a “primero que todo aportar cosas buenas al grupo para poder lograr el ascenso por el que tanto venimos trabajando. Espero seguir creciendo como jugador y persona, ojalá viviendo de lo que me gusta y poder ayudar a mi familia”, manifestó el delantero.

El hito se llevó a cabo en la Tienda Aurinegra. Diego Sanhueza en la foto.

Sanhueza, por su parte, también transmitió sólo felicidad tras haber firmado. “Estoy feliz de firmar mi primer contrato con el club que me ha dado la oportunidad de crecer como jugador. Estoy agradecido de todas las personas que me ayudaron en el transcurso de todos estos años, pero en especial a mi familia”, dijo.

El lateral también apunta a lo alto. “Mis expectativas son seguir creciendo, ser una pieza fundamental en el equipo y llegar a representar a la Selección Chilena”, destacó.

Para cerrar, el Director Deportivo aurinegro comentó que “esperamos que con el retorno de la actividad podamos seguir este camino que estamos trazando y consolidar este proceso, para que todos juntos podamos ir creciendo como institución”.