La nueva jugadora del inmortal proviene desde la Región de La Araucanía y busca ayudar a la labor defensiva del almirante.

En su arribo al aurinegro femenino Pamela tuvo palabras de reconocimiento ante la labor del club para con sus jugadoras. “Mi primera impresión fue que es un club comprometido y preocupado de sus jugadoras ya que estuvieron pendientes de nuestro viaje ida y vuelta asegurándose que llegáramos bien”.

La volante de contención que llega para ganarse un lugar tiene claro cuáles son sus metas. “Mis objetivos son crecer como jugadora y entregar lo mejor de mi tanto futbolísticamente como personalmente”, señaló la jugadora.

En cuanto a su recibimiento señaló lo siguiente. “La recepción de parte de las chicas que he podido compartir ha sido muy buena, acogedora, se nota un plantel muy alegre y unido”.